VESTIGIOS 1972-1982

El sábado que viene tenemos un nuevo aniversario del golpe cívico-militar del 24 de marzo de 1976. Cuando se cumplieron los 40 años, hice una muestra que ha tenido alguna circulación gracias a la confianza de algunos amigxs que les pareció de alguna importancia mostrarla.

Hoy, mientras seguía hurgando mi archivo en busca de no se qué descubrimiento, me encontré con la foto que encabeza este post. No tengo la fecha exacta, pero estoy seguro de que la hice a fines de 1982, a los 27 años, cuando la dictadura ya estaba de salida y se veía alguna luz al final del camino. La de acá abajo la hice a fines de 1972. Tenía 17 años, una dictadura estaba por terminar  y no imaginaba cómo serían mis próximos diez años de vida. Estas dos fotos son los extremos de ese período de tiempo, exactos diez años de mi vida. Los más difíciles, viéndolo en perspectiva.

A fines del siglo XIX y por algunos años del XX se pensaba, desde las teorías positivistas, que un rostro fotografiado de acuerdo a determinados parámetros, podía “decir” algo de la persona retratada. El tamaño de las orejas, el fruncimiento del entrecejo, las narices torcidas, el grosor de los labios, etc. todos eran datos que se contrastaban con una serie de reglas que daban como resultado una caracterización de esa persona.  Tiempo después esta técnica, utilizada mayormente como herramienta de control social, cayó en desuso una vez probada su absoluta ineficiencia.

Hoy, veo estas dos imágenes de mi rostro en los extremos de esos diez años, cuando dos dictaduras diferentes  estaban finalizando, y busco vestigios. Algún indicio de lo que iba a ser y de lo que finalmente pude ser. Si nos ponemos a observar, y desde la mentalidad de un fotógrafo, encuentro algunos datos que pueden ser interesantes. El punto de vista por ejemplo, en la foto del 82 es de abajo hacia arriba mientras que en la del 72 es a la inversa. La expresión de los ojos. El modo de empuñar la cámara. Los lógicos cambios físicos. ¿Ustedes qué más ven?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *